Archivo por meses: agosto 2015

“Change the change” con emociones amistosas

En muchos procesos de change en la empresa o en el devenir de la vida de una persona, los ánimos de las personas se ocupan de datos, hechos, listas, ventajas y desventajas. Para un proceso de change logrado es importante adicionalmente realizar un coach de las emociones de las personas, para que estas puedan acometer un nuevo futuro con una actitud fundamental estable. Siguiendo la divisa “Change the change”, el método de coaching wingwave puede facilitar un balance emocional óptimo para los procesos de change. No solo en la gestión de estrés sino también en el incremento del entusiasmo y de la tenacidad, este coaching breve puede contribuir al éxito y a la satisfacción en los procesos de change.

Sirva de ejemplo el fenómeno del conocido “enigma del change”. Se trata aquí de objetivos positivos y satisfactorios de la vida –nada parece oponerse a su realización, pero el hombre no los pone en práctica: una modernización, una nueva forma de comportamiento, una decisión. Aquí debería ser tenida en cuenta la particularidad de la fisiología del cerebro adulto en un coaching logrado: también neuronas distantes están ahora “cableadas” de forma múltiple entre sí y las vías nerviosas han construido un aislamiento sólido que, comparado con el cerebro infantil, ha acrecentado casi cien veces la transmisión de estímulos (Spitzer M. , Wie Erwachsene denken und lernen, 2012, como audiobook). Como consecuencia, el cerebro adulto se ocupa gustosamente cada vez más de sí mismo. Los estímulos provenientes de fuera dan menos motivos para aprender, más bien para asociar siguiendo la consigna: “¡Yo lo conozco!” o: “¡Lo sé todo!”

Uno piensa siempre que la novedad podría ser también algo positivo –para los niños esto puede ser cierto, pues todavía sienten “curiosidad”. Sienten lo nuevo, lo inesperado como un “cosquilleo positivo”, pues su cerebro está loco por nuevas estructuras, se encuentra en el modo “construcción”, o sea, todavía no en modo de terminado. El “adulto consumado”, por el contrario, vive crecientemente la emoción “sorpresa” como una contrariedad, pudiendo esta molestia ser superada con un coaching de emociones acertado. Los coaches de wingwave prestan su asistencia para que lo nuevo pueda tener el efecto de un reto vivificante, interesante para los sentimientos de sus coachees.

Body-Change: también un pequeño ejercicio de auto-coaching, con inclusión de la percepción corporal, puede ser ya una ayuda. Pues el bloqueo mental en el enigma del change es en realidad un bloqueo orgánico: aquí “habla” también el cuerpo, puesto que el cerebro, como órgano que es, pertenece naturalmente a nuestro cuerpo. Realice para ello un sencillo test: pliegue simplemente los dedos de ambas manos, unos dentro de otros, inclusive los dedos pulgares –uno de los pulgares se encuentra ahora encima si mira las manos así plegadas. Suelte ahora las manos y pliéguelas simplemente al contrario –de forma que el otro pulgar quede ahora encima. Concéntrese en lo que siente en sí mismo, ¿qué le dice su sensación? “Desacostumbrado, extraño, raro”, suele ser la respuesta frecuente. Para esta variante de plegamiento no disponemos aún de conexiones de células del cerebro ya acondicionadas, y no la repetiremos debido a la sensación extraña y desacostumbrada de lo nuevo y persistiremos en la variante “arraigada” en el cuerpo. En esto se basa el ejercicio de auto-coaching “body-change”, que es realizado en combinación con música wingwave. La música wingvawe tiene un efecto calmante del estrés, relaja, le hace a uno creativo y abierto para lo nuevo –también para nuevas técnicas de plegar las manos.

  1. Escuche la música wingwave con los auriculares, “así, sin más”, durante dos minutos. La música continúa mientras usted sigue los siguientes pasos.
  2. Después, piense en un cambio que tenga sentido, que tiene ante sí o que sería bueno para usted –pero de alguna manera el flow de cambio parece bloquear.
  3. Pliegue las manos “de la forma incorrecta”, aprecie dentro de sí mismo la sensación extraña y siga pensando en el cambio aspirado.
  4. Perciba dentro de sí cómo la sensación corporal extraña en las manos va cambiando paulatinamente para convertirse en una sensación deferente para el cuerpo, lo “nuevo” es ahora aceptado, las vías nerviosas comienzan a construir nuevas conexiones.
  5. Vd. piensa en su tema de change y se deja sorprender cómo la simpatía frente a lo nuevo se transfiere paulatinamente de las manos a todo el pensar y sentir.