Archivo de la etiqueta: Pleasure

Volver a tener ganas de moverse

Los días se vuelven más calurosos, la naturaleza nos invita  a salir al exterior. Así que se podría volver a hacer más ejercicio – pero muchas personas no experimentan, a pesar de las buenas intenciones, el impulso adecuado. Sin embargo a los niños les encanta el movimiento de una manera automática – sin intención alguna. Ellos corretean y juegan siempre que pueden – Es simplemente divertido. Ellos experimentan un ritmo natural que pasa por la calma, la concentración en un juguete y de nuevo la alegría por una actividad motora. A todos nos ha acompañado diariamente esta experiencia de alegría natural del movimiento en nuestros primeros años de vida. Al comienzo de la edad  escolar recibe el cuerpo instrucciones sistemáticas  de quedarse sentado sin moverse, o decimos: „ Este niño no puede quedarse quieto, no puede ir a la escuela. ” ¿Qué piensan los niños – incluso si no son          “unos zarandillos “?“ Ya soy mayor, y puedo quedarme sentado durante largo rato – Puedo ir a la escuela! Quedarse quieto y sentado es asociado por el niño, ya desde temprana edad escolar, con el éxito y la carrera profesional. En general  nuestra sociedad tiene una opinión ambivalente, casi dividida, con respecto al tema del movimiento. Por supuesto,  que el ejercicio es saludable. Por otra parte, se considera como algo muy especial en  la civilización la facultad de que el hombre puede quedarse sentado  y en silencio durante mucho tiempo: en la escuela, en la mesa, en conferencias. Este comportamiento es recompensado al referirnos a él  como estar bien educado, tener control  y ser civilizado. Por eso se les dice a los niños a menudo que no deben molestar siendo tan movidos, inquietos o “salvajes“. Así que el movimiento sigue vinculado a términos peyorativos.

Cada persona sana posee 656 músculos, que constituyen alrededor del 23 % de la masa corporal total en los hombres y del 40 % en las mujeres. Estos músculos están almacenados en el cerebro  por una memoria muscular muy pronunciada, en la que están representados más de 10.000 movimientos. Un ejemplo simple de estos  procesos es el poder ir en bicicleta,  que hemos aprendido “grabándolo en nuestra carne “. Nuestros músculos almacenan una gran variedad de “comandos” para estar tensos, relajados  y mantenernos quietos, organizándolos de forma fiable en nuestro  subconsciente. Estamos hablando aquí de la memoria muscular.

La prohibición del movimiento en la niñez puede bloquearnos en la edad adulta a través  del fenómeno de la ” memoria muscular“. A muchas personas en nuestra sociedad les gustaría realmente moverse más, pero todavía siente la prohibición del movimiento de la niñez y la juventud produciendo un efecto de bloqueo en su interior. De esta manera, muchas personas no es que sean perezosas, sino que en su subconsciente la necesidad de moverse está “solamente” anquilosada. Este fenómeno recibe por cierto el nombre de “catalepsia  ” en la  Hipnoterapia. Con la hipnosis, podemos  también cambiar  los comandos almacenados en los músculos y recordarles  de nuevo  la diversión y el disfrute de las actividades motoras. Así podemos conseguir que nos guste de nuevo el movimiento “y funcionamos otra vez!“ El deporte, jogging, caminar lo sentimos de una forma mucho más ligera y positiva que el permanecer demasiado tiempo sentado. Lo que sólo significa un aburrimiento insoportable. Todo esto pasa de forma natural y automática en un nivel inconsciente. Este efecto lo podemos reforzar con lamúsica  wingwave, por ejemplo.